El paro en la escuela Arturo Alessandri Palma de Frutillar continuará

La comunidad de la Escuela Arturo Alessandri Palma de Frutillar determinó seguir en paro de actividades y no aceptar la propuesta realizada por las autoridades, que busca que los alumnos y alumnas compartan espacio con otro colegio mientras se instala el recinto modular.
Marco Mayorga, profesor y vocero del movimiento, dijo que se determinó no acoger ninguna de las medidas ofrecidas y que se mantendrán movilizados hasta que se instale un recinto provisorio.
“Esta determinación la informaremos de manera formal a la Municipalidad, pero esos son los términos de la decisión que adoptaron los apoderados, asistentes y colegas”, sostuvo.
Según el docente, la única opción para terminar con la paralización de actividades es que se concrete dicha iniciativa “y lo que nosotros observamos es el apuro de las autoridades por retornar a las clases. Puede pasar más de dos meses la instalación de la escuela modular, pero las horas perdidas se van a recuperar de alguna forma”.
De acuerdo a Mayorga, la idea es que las clases se retomen en condiciones normales.
“Si la escuela se hubiese intervenido oportunamente, nosotros no estaríamos enfrentados a este conflicto; por lo tanto, la responsabilidad es de las autoridades y como apuran la instalación de la escuela, es problema de ellos”, aseveró.
El alcalde Claus Lindemann lamentó el hecho de que no se pueda dar continuidad a las clases en forma digna y fuera de la escuela en la que históricamente han estado los alumnos y alumnas.
“Lo más importante para nosotros era que se compartan las clases con la escuela Claudio Matte. En infraestructura disponible es lo único que podemos ofrecer y contar para la realización de clases”, indicó.
Respecto a la instalación de la escuela modular, el alcalde indicó que estos trabajos se podrían realizar en 30 días.
“Antes de reunirnos con la comunidad, tenemos que ver cuáles son las alternativas internas, porque se podría actuar en forma más independiente y no se puede dejar de lado el protocolo que nos obliga la ley”, expresó Lindemann.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *