Denuncian vulneración de derechos del joven imputado por fabricación de bombas

La Defensoría Penal Pública de Los Lagos tomará acciones legales luego de que se conociera que el adolescente de 17 años imputado por la fabricación de bombas en Calbuco, pasó la noche de este jueves de pie en un pasillo del Servicio de Urgencia del Hospital Puerto Montt, esposado a una camilla y sin comer.
Así lo confirmó el jefe de Estudios del organismo, Boris Hrzic. «Fuimos personalmente al Hospital Base de Puerto Montt, junto a un profesional de la Unidad de Defensa Penal Adolescente, porque el menor pasó la noche en un pasillo del Hospital Base y esposado a una camilla».
Añadió que «una vez que constatamos esta situación, se la comunicamos al abogado defensor, quien va a presentar un recurso de amparo ante el Tribunal de Garantía de Calbuco, porque las condiciones en que pasó la noche son derechamente inaceptables para cualquier persona, y sobre todo para los derechos y dignidad de un menor imputado que, además, es víctima de un cuadro complejo de salud mental».
Ayer se supo en la audiencia de control de la detención que el joven ha sufrido de acoso escolar y que por ese motivo está en tratamiento psicológico.
El propósito del requerimiento que tiene que ver con la privación de libertad, presentado por su defensor, Claudio Herrera, es que se cumpla la orden judicial de que el adolescente permanezca en la unidad psiquiátrica infantil del establecimiento de salud, hasta su formalización, dijo Hrzic.
Los antecedentes indican que ayer en la tarde, tras el control de la detención, el jefe de turno del hospital se habría negado al ingreso del imputado a la unidad psiquiátrica, ordenada por el magistrado, y por eso pasó la noche en las condiciones ya descritas, custodiado por Gendarmería.
A las 14:30 horas, en el hospital, habrá una audiencia dirigida por el juez de Garantía de Calbuco, Rodrigo Riquelme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *